dijous, 16 de març de 2017

Opinión | Pep, ¡qué daño les hiciste!

Pep Guardiola, ese entrenador que en sus primeras siete Liga de Campeones había llegado como mínimo a semifinales, ha demostrado que hasta ahora sólo había tenido suerte. Ahora se ha visto lo mal técnico que es. Eso piensan de él los gurús del triunfo.

Foto: AS
Todos son risas porque el Manchester City ha sido eliminado de la Champions League. Más que por ellos, por Guardiola. Pasan los años y nada cambia porque cuando el entrenador que gana títulos cada veinte partidos de vez en cuando pierde uno, se activa el protocolo festivo al grito de que el nen de Santpedor ha fracasado.

Hay varios tipos de aficionados que están de celebración hoy. Diría, por encima de otros, tres. Unos, los aficionados del Barça resentidos con un entrenador que hizo el mejor Barça de la historia y que aún, a día de hoy, sigue dando coletazos. Otros, los autodenominados mourinhistas. Esos cuyo entrenador llegó a semis de Champions tres años seguidos con el Madrid y no llegó a ninguna final (curioso, como Pep en Múnich, con la diferencia de que "claro, es que con el Bayern también llego yo" -dicen-) y ahora en el otro club de  Manchester se está pegando una torta igual o mayor (ni siquiera ha jugado Champions y va camino de repetir, pero claro "es que en el City le han dado todo lo que quiere" -dicen los que defienden al entrenador del United, un equipo que debe ser repentinamente pobre-).

Y luego está el tercer grupo, una agrupación eróticofestiva, la que aún no ha superado aquellas noches calientes que acababan con un 2-6, un 5-0, un triplete, un sextete, un equipo que marcó una epoca irrepetible en el fútbol moderno y un entrenador que pulió y perfeccionó a un tal Lionel Messi. Ese grupo que dice de él que "es muy fácil entrenar al Barça, si el equipo estaba hecho" o "nos ha jodido, si no gana la Bundesliga con la plantilla que tiene...". Esos que ven tan fácil ganar un triplete porque tiene el equipo hecho, los mismos que no saben los que es ganarlo. Esos, los mismos que sufren para eliminar al octavo de la Bundesliga. Te lo dicen esos.

Un simple repaso a las ocho últimas Liga de Campeones en las que ha participado el técnico catalán deja en evidencia lo mal entrenador que es. En su primera y tercera, salió campeón de unas Champions que otros les daría vergüenza ganar. En su segunda y cuarta cayó recibiendo un repaso de Inter y Chelsea. Hay que tirar de ironía para poder contar lo malo que es. En su etapa con el Bayern le destrozó el Madrid, le destrozó la MSN y le eliminó el Atleti de una forma muy ajustada -¡ay, si lo llega a hacer el Barça...hubiéramos recogido firmas-. Ahora, después de ocho cursos, se ha demostrado lo mal técnico que es por caer en octavos. Una de ocho, mientras que otros estuvieron seis años cayendo en esa ronda. Esos que tanto se ríen.

Entre tanta sorna, Guardiola perderá un año equilibrando los números de su excelsa carrera. Haciéndose humano estadísticamente. Hasta que vuelva a ganar y todos esos que celebran sus derrotas se vuelvan para su cueva particular.

David Rodríguez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada