dilluns, 20 de febrer de 2017

Opinión | Tenemos lo que nos merecemos

De "la culpa es del de Gavà" hemos pasado a "la culpa es del de Sant Feliu". Pues no señores, ni tenía toda la culpa Xavi Pascual ni ahora la tiene Navarro. Curiosamente, a lo poco que nos queda (o quedó) de la casa es a los que se les está (o estuvo) matando.

Foto: Navarro.es
El proyecto del FC Barcelona Lassa en su sección de basket se tambalea como jamás recordábamos. El nuevo proyecto no termina de despegar, la Euroliga se escapa de manera casi definitiva y en la Copa fue hasta un cumplido superar los cuartos de final.

Cambiando a la mitad de la plantilla cada verano es imposible rivalizar con un Madrid de Laso que quizás, más allá de títulos, sea el mejor Madrid de la historia. Las cosas como son. Pasó antes y pasó esté verano. El problema es que la distancia cada día es mayor.

Y como las cosas son como son, hay que reconocer que el mayor mérito de Xavi Pascual en estos últimos años era el de competirle al Madrid todo lo que se podía e, incluso, arrancarle más de un título. Porque, las cosas como son, el tener en tu equipo al de Gavà es garantía de competitividad. Mejor o peor, como buenamente se pueda, pero competir. (Por cierto, el mismo día que el Barça caía en semis de Copa, Pascual ganaba su primera Copa de Grecia con Panathinaikos. Para los que dicen que no valía, el karma).

Luego están los que critican a Navarro. A ese que nos ha dado tanto. A ese que nos hizo saltar y disfrutar e innumerables momentos. A ese que la edad no le perdona y que la gente le exige como si estuviéramos en 2010. A ese que presumían de él hasta que ahora ya no está tan fino y le quieren retirar porque ya no les vale. ¡Como si los demás os valieran!. Ya os veo pitando a Messi en la vuelta contra el PSG...

No olviden que a las leyendas, se las respeta. Y a Xavi Pascual se le agradece todo lo que dio. Aunque no le guste a más de uno, pero como dice el refrán: "Después vendrá quien bueno me hará". Mientras no veamos lo que nos ha dado cada uno, tenemos lo que merecemos.

David Rodríguez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada